Apacienta mis ovejas (..y hazlas reaccionar)

29 03 2012

El Papa ante Cristo Rey.

“Si dejamos que el Amor de Cristo cambie nuestros corazones, podremos cambiar al mundo”

-Benedicto XVI en la Plaza de la Paz de Guanajuato, Gto.

Su Santidad está de regreso en El Vaticano tras la visita apostólica a México y Cuba, y para el caso mexicano vale mucho la pena reflexionar en torno a lo que nos deja su visita más allá de la euforia, las ingeniosas porras, y las lágrimas de alegría y entusiasmo que corrieron por nuestras mejillas.

En lo particular yo tuve la enorme fortuna de verlo de cerca en 2 ocasiones, una mientras lo esperaba afuera del aeropuerto, y la otra, en el Parque Bicentenario, a sólo unos metros de distancia, y de la misma forma en la que él se impresionaba por la calidez y entusiasmo en el recibimiento a su persona, a su figura de máximo jerarca de la Iglesia, yo me impresionaba por la forma en la que la llegada de un avión y la espera para que la puerta de éste se abriera puso a todos en silencio expectante, casi incrédulo ante la realidad que estaba aconteciendo ante nuestros ojos: en verdad El Papa había llegado al Bajío.

Parque Bicentenario en Espera del Papa

Benedicto XVI me dejó muchísimas cosas por aprendizaje a lo largo de su visita, pude redescubrirlo como Papa, como guía espiritual, encontré en él a una persona muy humana que busca acercarse a los fieles, no exluye a nadie, sólo basta recordar que en sus discursos nos habló a todos desde su corazón, a los jóvenes, a los migrantes que a pesar de estar lejos de su patria, nunca la olvidan y desean verla crecer en la concordia y en un auténtico desarrollo integral, o a los niños en quienes identifica un verdadero regalo del cielo para México y para el mundo. En la misa en Parque Bicentenario me enseñó la virtud de la humildad al acercarse a saludar a las personas con capacidades diferentes, al darles una ubicación privilegiada en la misma, al recibir como invitados a representantes de los pueblos y comunidades indígenas, tan necesitados de México, y México a su vez, tan necesitado de ellos.

Comprendo ahora entonces las palabras de Jesús a Pedro “Apacienta a mis ovejas”. El Papa así lo hizo, pues sabe que ante las situaciones de violencia que a más de alguno hacen perder toda esperanza y la Fe, encontraremos en el Amor misericordioso de Nuestro Señor el cambio en nuestro corazón que nos permita cambiar nuestro interior, y afrontar con valentía a las fuerzas del mal, ante quienes no debemos claudicar. El Mensajero de Esperanza vino también a darnos una Fe mucho más madura y recia, mucho más comprometida con la Misión Continental que ahora se lleva a cabo para renovarnos desde un sentido Evangélico, que supere lo que él ha llamado “cansancio de la Fe” y nos empuje a recuperar la alegría de ser Cristianos, de pertenecer a la Iglesia de Cristo, de servirlo en situaciones de agobio, de sufrimiento humano y de sacrificios, incluso de la propia vida, como muchos Santos y mártires lo han hecho en la gozosa imitación de Amor hasta el final de Cristo en la Cruz.

Esta es la Juventud del Papa

El Papa nos encomendó a la Virgen de Guadalupe, nuestra Madre, sin embargo al despedirse con el profundo “Queden con Dios” espera de nosotros un despertar interior al escuchar a Cristo, espera un mayor involucramiento de nuestra parte en iniciativas sociales, en la labor pastoral, en la labor eclesiástica, en la labor política. Nuestro Papa espera de nosotros un cambio, para que así podamos cambiar este mundo y darle Esperanza. Éste es, como bien dice el Papa, un tiempo precioso para Evangelizar, y para ser Cristianos también.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza

Twitter: @rsolis83

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: