Dilo bien: Osadía Juvenil contra la Cultura de la Muerte.

9 08 2011

Ser joven hoy en día implica responsabilidades y oportunidades únicas en la vida, es la etapa de mayor plenitud de nuestras capacidades físicas, intelectuales y emocionales. Es hacer saber al mundo que la estafeta generacional nos ha sido otorgada, y que en nuestras manos estará cambiar todo nuestro entorno de una forma positiva.

Sin embargo, asumir  que por el sólo hecho de ser jóvenes el mundo nos dará en automático la oportunidad de influir y ser factor de cambio para el mismo sería ingenuo e idealista, pues si bien es cierto que las empresas, organizaciones políticas y sociales buscan en la juventud el empuje y entusiasmo acordes a la nueva realidad mundial, también es cierto el hecho de que podemos estar expuestos a ideologías estériles que sólo nos utilizarán para el logro de sus fines, y ser desechados cuando se llegue nuestro reemplazo generacional para repetir el ciclo una y otra vez.

Por tanto, los jóvenes tenemos que hacerle ver al mundo que no somos desechables durante la mejor etapa de nuestras vidas, que estamos para cimentar una mejor realidad que sea permanente para las siguientes generaciones, y que aprovecharemos esa coyuntura única en mucho tiempo (al menos en México) de contar con la mayor cantidad de población joven de nuestra historia.

Sin embargo, no todos los jóvenes tienen acceso a las oportunidades de empleo, educación, y bienestar que son necesarias para desenvolverse, situación que los pone en la antesala de problemas sociales como el crimen organizado, la depresión, suicidios, entre otros fenómenos. Este reto ha puesto a la ONU  a hacer una reflexión en torno a cómo lograr mejorar estas situaciones. Leí recientemente el libro “Dilo Bien”, donde se menciona precisamente esta situación, que desafortunadamente queda solo en buenos deseos disfrazando toda una agenda de Cultura de la Muerte por parte de la ONU y en la que se excluye a los jóvenes que no comulgamos con ese enfoque del máximo organismo multinacional.

El libro nos recuerda de la osadía de miles de jóvenes de todo México y de otros países que simplemente le dijeron NO a la agenda que la ONU tiene fabricada para nosotros, y no puedo negar que es inspirador su ejemplo, verdaderamente existen jóvenes que están dispuestos a aprovechar el mejor momento de sus vidas para bien, para defender con ímpetu los valores de la conciencia recta y la moral justa, la familia conformada por Padre, Madre e hijos, y la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Sin duda, es nuestro tiempo, desde 2010 la ONU lo declaró año internacional de la juventud, y para este 2011, estoy seguro que muchos de los jóvenes que valientemente confrontaron la Cultura de la Muerte, acudirán a la cita en Madrid con el Papa Benedicto XVI, pero de ese tema redactaré en la próxima oportunidad.

Debemos por tanto, estar alertas ante lo que se nos ofrece como “calidad de vida” u “oportunidades para el desarrollo”. Hoy más que nunca debemos hacernos escuchar, y como esos jóvenes nos enseñaron en León, Guanajuato: “No basta con decirlo fuerte, hay que DECIRLO BIEN”.

Juan Ricardo Solís Mendoza.

Twitter: @rsolis83

Pueden leer y descargar el libro “Dilo bien” en la siguiente liga: http://dl.dropbox.com/u/31201639/Libro%20Dilo%20Bien.pdf

Anuncios

Acciones

Información

One response

5 05 2013
felipe carro

ustedes son la marioneta de estados unidos que basura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: