Evangelizar en Internet: Nuevos tiempos, nuevos retos para el Cristianismo.

6 06 2011

Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”  Mateo 28, 16-20

Con esta cita bíblica tomada del Evangelio del Domingo 5 de Junio, Cristo alienta y al mismo tiempo nos ordena proclamarle al mundo la Esperanza y la alegría del Reino de Dios entre nosotros, que podemos vivir siempre y cuando guardemos las enseñanzas y ejemplos que Cristo nos dejó. Si hacemos memoria, tras resucitar y vencer a la muerte, Cristo muestra el camino que los discípulos -y quienes nos decimos Cristianos- debemos seguir para llevar a cabo la misión que nos toca realizar: Evangelizar a todas las naciones. Primeramente nos dió pruebas de que estaba vivo, y nos dejó como mandamiento que nos amemos unos a otros como EL lo hizo para con nosotros, también habló de enviarnos a un ayudante, al Paráclito, el Espíritu Santo, quien habría de recordarnos cada palabra dicha por Cristo.

Hoy, a 2 milenios de distancia, nos damos cuenta que aún tenemos mucho trabajo por hacer, sin embargo, fenómenos como la globalización nos han acercado a todos de formas nunca pensadas, y como dijera el ahora Beato Juan Pablo II, la globalización será tan buena o mala en la misma medida en que la aprovechemos, bien sea para la Evangelización, o para la perdición de las almas, y muestra de ello fué su pontificado mismo, el más cercano a la gente, y sin duda el que mayor seguimiento tuvo por parte de los medios de comunicación.  El nos enseñó a usar las nuevas tecnologías para continuar Evangelizando, por lo que no podemos dar por concluida esta labor, al contrario, con mayor ímpetu hay que trabajar ahora en Internet y en las redes sociales para ganar almas para Dios y construir su Reino entre nosotros.

¿Se imaginan el impacto que hubiera generado San Pablo si a él le hubiera tocado el uso de redes como Facebook y Twitter, o si hubiera contado con un blog para redactar sus epístolas y enviarlas en cuestión de segundos a las comunidades cristianas de Roma o de Grecia? Esto nos debe motivar a todos para aprovechar las ventajas actuales de la tecnología a nuestro favor, y llegar con mayor eficacia a la juventud y adolescencia quienes la mayor parte de ellos simplemente no pueden prescindir del uso de internet y que están constantemente en riesgo de caer  confundidos por la Cultura de la muerte, el hedonismo y tantas ideologías estériles que se han dado cuenta del impacto que pueden generar en nosotros usando internet para su causa.

Me dió mucha alegría enterarme hace un par de semanas que el Papa Benedicto XVI platicó con los astronautas del transbordador espacial Endeavour, con quienes gracias a la tecnología intercambió ideas, fué la primera vez que un Papa establecía contacto con astronautas en órbita.

Dentro del diálogo que estableció el Papa con ellos hay que destacar algo que les dijo y que es muy cierto: “Creo que debe ser evidente para ustedes que vivimos todos juntos en la tierra y cuán absurdo sea el luchar y matar a otros” y preguntándoles si ellos, al observar el planeta desde arriba, recorriendo países y continentes en muy cortos periodos de tiempo se dan cuenta de las posibilidades que tiene la ciencia para ayudar a la humanidad a lograr la paz, y si en medio de sus labores durante la misión, hacían algún espacio para la reflexión personal y dirigir alguna oración al Creador, a lo que uno de ellos le contestó: “cuando tenemos un momento para mirar abajo, la belleza tridimensional de nuestro planeta captura nuestro corazón, captura mi corazón. Y sí rezó. Rezo por mí, por nuestras familias, por nuestro futuro”.

También me da gusto observar en internet campañas de oración, particularmente en mi parroquia se han esforzado por subir a internet cada una de las Horas Santas que se desarrollan los viernes, y de ellos he escuchado la satisfacción que les da saber que en otros países las puedan observar en tiempo real, y que les han escrito correos electrónicos felicitándolos por su labor y porque les ha hecho sentir que se incrementa su Fe, a pesar de estar tan lejos de aquí.

Para concluir, al igual que el Beato Juan Pablo II, el Papa Benedicto XVI nos pide a los católicos evangelizar en cada unos de los aspectos en que nos desempeñamos, como la tecnología, prensa, radio, TV, política, instituciones educativas y asociaciones civiles, por lo que nos toca asumir esta labor, con toda la responsabilidad que conlleva, y con la misma certeza que hace más de dos mil años Cristo nos dió, de que estará con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza.

Twitter: @rsolis83

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: