La reingeniería que sociedad y Democracia necesitan.

19 07 2012

Tras el resultado de las recientes elecciones Presidenciales cuyo resultado – decepcionante para unos, largamente anunciado por otros – ha dictado el retorno del partido que se consolidó en el poder y las instituciones mexicanas durante 7 décadas, interrumpidos por 12 años de gobiernos panistas que si bien es cierto tuvieron sus luces y sombras (decida usted de qué hubo más), no nos podemos quejar pues indudablemente su arribo a la Presidencia fué fruto de una naciente democracia, que hoy los manda de regreso a la oposición, papel que para algunos los ayudará a recuperar el rumbo que perdieron tras el desgaste de estos 12 años.

De la reacción manifestada por la izquierda ante los resultados, sobra decir que se veía venir, y a mi en lo particular me sorprende el enorme avance logrado López Obrador, que si bien no logró acercarse lo suficiente a Peña Nieto, si se podría decir que a más de uno nos hizo pasar un enorme susto con la sola idea de concebirlo ganador, y es que como parte de las reacciones de López Obrador y los ya no tan apartidistas chavos del movimiento #YoSoy132 hemos visto que, primero, una vez más desconocen los resultados, y dos, ahora abandonan su amoroso discurso para retomar el que les conocimos hace 6 años, y del que les hablé en su momento cuando escribí el artículo titulado “AMLO: película que ya ví”.

Los análisis y reflexiones que se han originado individualmente o entre amigos, bien sea en un café, en la calle o en las redes sociales daría para redactar un libro, de ello puedo estar seguro, y yo les comparto que al estar junto con mis amigos en ese amplio sector que quedó desilusionado porque sabemos que hubo reparto de despensas y dinero para incidir en la decisión del votante, pero también sabemos – y he ahí lo triste de esta realidad –  es que para que una dinámica de corrupción, cualquiera que ésta sea, funcione, se necesitan de 2 participantes: el que ofrece y el que lo toma. Concluimos que mientras sigan dándose estas situaciones, nuestra democracia difícilmente nos tendrá satisfechos a todos, y ésta conclusión me hizo recordar un concepto que hace años sustenté en mi Tesis, el de la reingeniería. Es decir, que la conclusión a la que llegamos es que todos – votantes, partidos, sociedad – necesitamos de ella.

Este concepto se define como hacer un cambio radical en la manera en la que hacemos las cosas, hablando no sólo de procesos de manufactura o políticas organizacionales, podemos hacerlo también desde un aspecto social. Re-pensar todo cuanto hacemos y mejorarlo. Cuando este concepto lo plasmaba en la tesis, recuerdo especialmente que la reingeniería de procesos encuentra muchas veces oposición al cambio, y no podría esperarse lo contrario si lo quisiéramos plasmar en nosotros mismos a la hora de abordar situaciones como la corrupción, la compra de votos, o el uso clientelar que se le da a sindicatos, posiciones de autoridad en el gobierno o algún otro aspecto que esté en esa delgada línea “del bien y del mal”.

Algo que me hace creer que este tiempo es particularmente bueno para llevar a cabo esta reingeniería es recordar, una vez más, que así como al abordar a las organizaciones caemos en la cuenta que la aceptación por la necesidad de llevarla a cabo se da por factores como el temor y el dolor -originados por pérdidas económicas, una cada vez más férrea  e intimidante competencia, o en remotos casos, la necesidad de crecer e incursionar en nuevos mercados- nosotros podemos transformar esa desilución que impera en muchos ahora, y comenzar de cero, re-pensarnos como sociedad y lo que queremos lograr como tal, y dar los pasos necesarios para lograrlo. Necesitamos educarnos como votantes para que realidades como la compra de votos o el uso de programas de gobierno para incidir en la decisión de los mismos desaparezcan para siempre. Existe un amplio sector de la sociedad que aún es presa de estos “mapaches” y que tristemente siguen aprovechándose de ellos, engañándolos ante la poca noción que tienen del verdadero de un voto, más trascendental que el dinero, electrodomésticos o promesas que se irán con el viento.

Será pues, tarea de todos, y ojalá de esa manera la podamos asumir. No sólo el PAN y todo el sistema político necesitan reconstruirse, también la sociedad y la aún naciente democracia que tenemos.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza.

Twitter: @rsolis83

Anuncios




Nuestros eternos Cristeros.

23 04 2012

“-¿Quién vive?

-Viva Cristo Rey

-Que Viva…”

La semana pasada se estrenó en México la película Cristiada (For Greater Glory) y lo que es de destacar en esta película es que al fin podremos conocer aunque sea por un espacio casi 2 horas y media, un poco de aquello a lo que nuestros libros de texto, la historia “oficial” y el Priato le pusieron un velo: La Cristiada, la etapa más heroica de nuestra historia moderna.

Finalmente aquellos valerosos hombres de campo sin preparación ni estrategia militar, sin más armas que machetes, algunas escopetas y su inquebrantable Fe, ven gloriosamente coronado en un reconocimiento no sólo cinematográfico, también para nosotros como Iglesia eran ya un ejemplo de la Fe recia, la Esperanza Viva y la Caridad ardiente que hoy nos pide encarecidamente el Papa y que desde aquel entonces ya nos pedía el mundo. Ellos al luchar para defender la libertad religiosa a la que todos tenemos derecho, incluso a costa del martirio y el abandono de sus vidas normales, nos han dejado la muestra del heroísmo verdadero, ése que se manifiesta al  sacrificarse por las generaciones que habrán de nacer y ofrecerlo en una convicción que es mucho más grande que nosotros mismos: sabernos en manos de Dios y que sólo El decidirá qué frutos cosechará del testimonio que en su nombre queremos dar.

José Sánchez del Río. Mártir Cristero.

La película refleja fielmente muchos aspectos que tuvieron los Cristeros, el más conmovedor sin duda será el de José Sánchez del Río, quien a su temprana infancia decide unirse a ellos y el heroísmo con el que renuncia a su vida oponiéndose totalmente a renegar de la Fe en Cristo Rey nos pondrá a pensar seriamente hasta qué punto seríamos capaces de defender nuestras convicciones si la vida propia estuviera al filo del peligro. Ni qué decir del General Enrique Gorostieta, quien fué de gran ayuda al movimiento Cristero al aportarle las estrategias que poseía al ser un militar de gran trayectoria, y que poco a poco se va cautivando por la Fe al observarla propiamente entre la gente que tenía bajo su cargo. También se le da su lugar a Anacleto González Flores, indiscutible líder ideológico y moral del movimiento, quien a pesar de ser un destacadísimo abogado, es una persona de gran humildad y sobre todo valía, virtudes que a la postre le darían el mote del “maistro” debido a la preparación académica que ostentaba, y que para su tiempo no cualquiera podía acceder a tal.

Gral. Enrique Gorostieta

La recomendación por esta película sale sobrando, sin embargo se debe complementar con la lectura de esta etapa histórica a través de libros como “La Cristiada” de Jean Meyer, o “Entre Las Patas de Los Caballos” de Luis Rivero del Val, por citar sólo algunos, ya que para la cantidad de sucesos acontecidos en la Cristiada y la cantidad de personajes que determinaron e influyeron en el desarrollo de la misma, esta película resultará  un buen referente, sin embargo será insuficiente si se quiere conocer a profundidad la riqueza humana y de virtudes que estos hombres le dejaron a nuestro país en un momento histórico que indudablemente los eligió para convertirse en un obligado referente para los cuidadanos que hoy conformamos México.

Muchos ya nos sentíamos orgullosos de ellos porque ya conocíamos esta etapa histórica de México, algunos llevan en sus venas la sangre de estos mártires de la Libertad, y estoy seguro que ahora que nos toca conocer su historia en los cines y tenerlos cada vez más cerca de los altares, quedaremos todavía más cautivados por ellos…Nuestros Eternos Cristeros.

Juan Ricardo Solís Mendoza.

Twitter: @rsolis83

Blog “Derecho a opinar”: ricardosolis.wordpress.com





Apacienta mis ovejas (..y hazlas reaccionar)

29 03 2012

El Papa ante Cristo Rey.

“Si dejamos que el Amor de Cristo cambie nuestros corazones, podremos cambiar al mundo”

-Benedicto XVI en la Plaza de la Paz de Guanajuato, Gto.

Su Santidad está de regreso en El Vaticano tras la visita apostólica a México y Cuba, y para el caso mexicano vale mucho la pena reflexionar en torno a lo que nos deja su visita más allá de la euforia, las ingeniosas porras, y las lágrimas de alegría y entusiasmo que corrieron por nuestras mejillas.

En lo particular yo tuve la enorme fortuna de verlo de cerca en 2 ocasiones, una mientras lo esperaba afuera del aeropuerto, y la otra, en el Parque Bicentenario, a sólo unos metros de distancia, y de la misma forma en la que él se impresionaba por la calidez y entusiasmo en el recibimiento a su persona, a su figura de máximo jerarca de la Iglesia, yo me impresionaba por la forma en la que la llegada de un avión y la espera para que la puerta de éste se abriera puso a todos en silencio expectante, casi incrédulo ante la realidad que estaba aconteciendo ante nuestros ojos: en verdad El Papa había llegado al Bajío.

Parque Bicentenario en Espera del Papa

Benedicto XVI me dejó muchísimas cosas por aprendizaje a lo largo de su visita, pude redescubrirlo como Papa, como guía espiritual, encontré en él a una persona muy humana que busca acercarse a los fieles, no exluye a nadie, sólo basta recordar que en sus discursos nos habló a todos desde su corazón, a los jóvenes, a los migrantes que a pesar de estar lejos de su patria, nunca la olvidan y desean verla crecer en la concordia y en un auténtico desarrollo integral, o a los niños en quienes identifica un verdadero regalo del cielo para México y para el mundo. En la misa en Parque Bicentenario me enseñó la virtud de la humildad al acercarse a saludar a las personas con capacidades diferentes, al darles una ubicación privilegiada en la misma, al recibir como invitados a representantes de los pueblos y comunidades indígenas, tan necesitados de México, y México a su vez, tan necesitado de ellos.

Comprendo ahora entonces las palabras de Jesús a Pedro “Apacienta a mis ovejas”. El Papa así lo hizo, pues sabe que ante las situaciones de violencia que a más de alguno hacen perder toda esperanza y la Fe, encontraremos en el Amor misericordioso de Nuestro Señor el cambio en nuestro corazón que nos permita cambiar nuestro interior, y afrontar con valentía a las fuerzas del mal, ante quienes no debemos claudicar. El Mensajero de Esperanza vino también a darnos una Fe mucho más madura y recia, mucho más comprometida con la Misión Continental que ahora se lleva a cabo para renovarnos desde un sentido Evangélico, que supere lo que él ha llamado “cansancio de la Fe” y nos empuje a recuperar la alegría de ser Cristianos, de pertenecer a la Iglesia de Cristo, de servirlo en situaciones de agobio, de sufrimiento humano y de sacrificios, incluso de la propia vida, como muchos Santos y mártires lo han hecho en la gozosa imitación de Amor hasta el final de Cristo en la Cruz.

Esta es la Juventud del Papa

El Papa nos encomendó a la Virgen de Guadalupe, nuestra Madre, sin embargo al despedirse con el profundo “Queden con Dios” espera de nosotros un despertar interior al escuchar a Cristo, espera un mayor involucramiento de nuestra parte en iniciativas sociales, en la labor pastoral, en la labor eclesiástica, en la labor política. Nuestro Papa espera de nosotros un cambio, para que así podamos cambiar este mundo y darle Esperanza. Éste es, como bien dice el Papa, un tiempo precioso para Evangelizar, y para ser Cristianos también.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza

Twitter: @rsolis83





La vida del Papa, secillez digna de imitarse.

22 02 2012

Libro autobiográfico "Mi Vida" de Joseph Ratzinger

Conforme se acerca el día para tener al Papa en suelo mexicano, me dí a la tarea de conocer a profundidad sobre su vida y enseñanza, y algo que sin duda me ayudó mucho en esta labor fué su libro autobiográfico, cuya edición en español se titula simple y sencillamente “Mi Vida”, y en ese tenor de sencillez que guarda el título, podrán descrubrirla reflejada también en la persona y narraciones de vida de nuestro Papa a través de cada uno de los capítulos, en los que además de describirnos las bases teológicas que cimentaron su pensamiento y por ende su Fe, también nos comparte recuerdos personales de inmensa alegría pero también de preocupación y tristeza que vivió a lado de su familia, a la que siempre se sintió fuertemente ligado.

Es decir, este libro no sólo me ayudó a descubrir al teólogo más destacado de los siglos XX y XXI que es Benedicto XVI, quien a su vez, por la riqueza de sus libros y publicaciones, es el católico más leído dentro de los círculos culturales laicos, también descubrí en nuestro Papa a una persona totalmente apegada a Dios, a su Familia, a su Iglesia, desde el comienzo mismo de su vida, y cómo él encuentra en muchos detalles que a simple vista son mínimos para el promedio de las personas, la riqueza de la vida misma, riqueza que fué capaz de encontrar ante episodios tan tristes como los años de la Segunda Guerra Mundial,  en los que tuvo que enfrentar el hecho de ser testigo presencial de la misma, siendo reclutado a la fuerza cuando se encontraba estudiando en el Seminario junto con su hermano mayor, y poniendo en riesgo su vida al momento de desertar del ejército, -haciendo la aclaración ante muchas afirmaciones falsas e irresponsables que lo vinculan con las juventudes hitlerianas- que nunca entró en combate y que ni él ni su familia simpatizaban con el nazismo, ya que constantemente tuvieron que cambiar su lugar de residencia, por motivos de trabajo de su Padre, un oficial de la policía casi en jubilación, y para escapar del acecho ideológico en el que los camisas pardas y demás simpatizantes nazis tenían al pueblo Alemán.

Me conmovió especialmente cuando al narrar el término de la guerra, el Papa se describe enloquecido de alegría con la idea de la libertad que era alcanzable para todos, pero especialmente para él, así como el clima de enorme esperanza e idealismo que imperaba en todos los que reingresaban al Seminario junto con él para continuar su formación sacerdotal, a pesar de haber perdido a muchos de sus compañeros de aula a causa de la guerra o la repatriación, de tener ante sí una nación bajo los escombros, prácticamente sin bibliotecas, y ante la necesidad de pedir prestados los materiales didácticos requeridos para desarrollar sus estudios.

Poster de la Visita del Papa a México

De carácter introvertido, profundamente estudioso, ávido por el aprendizaje y los conocimientos, y sobre todo de una Fe rica en amor a Dios y a la Iglesia, gracias a sus Padres, Benedicto XVI (por aquella época Joseph Ratzinger) nos enseña en las líneas finales de su autobiografía la belleza de consagrar una vida en el servicio en todo a Dios, con las dificultades que en muchas ocasiones representa llevar a cabo la misión encomendada por Él, sin embargo, el mismo dice presentarse asi ante Dios, como la bestia de carga a la que hace referencia San Agustín en alguno de sus versiculos, pero no por ello en un sentido despectivo o denostativo, sino con la certeza de que asi como la bestia de carga sirve de apoyo al campesino que labra los campos, tal cual nosotros en la medida de nuestra mansa disposición, habremos de serle de utilidad a Dios en el mejoramiento y edificación de su Iglesia, de la que también somos cuerpo.

Como conclusión, recomiendo ampliamente el libro para conocer en mayor grado la profunda personalidad de nuestro Papa y prestar mejores oídos a un mensaje que seguramente estará lleno de Esperanza y renovación Evangelizadora para México. Sigamos su ejemplo de vida Cristiana entregada a Cristo, pues él, nuestro Papa, es la roca en la que todos podemos encontrar apoyo y sobre todo, la Fe recia que se necesita para Evangelizar hoy en día.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza

Presidente Nacional del Comité Millón por México.

Twitter: @rsolis83





El “nuevo” PRI: Resbalones, preocupaciones y temores para México.

21 12 2011

Estas semanas recientes han captado la atención de la vida nacional en el aspecto político por el  arranque formal de los procesos de elección de los pre-candidatos que contenderán por la Presidencia de la República en el 2012. Fuimos testigos del proceso de selección de las llamadas “izquierdas” que decidió optar una vez más por un”redefinido y mejorado” Andrés Manuel López Obrador y la novedad de su “República Amorosa” en la que he mencionado que sigo creyendo que es más del mismo AMLO que vivimos y padecimos desde el 2006.

Lo que llamó mucho mi atención en estas semanas sin duda han sido las reacciones ante los “resbalones” y desatinadas intervenciones de Enrique Peña Nieto, a quien sin duda, el inicio del proceso electoral ha sido una prueba de fuego de la que no ha salido bien librado, nos han desilusionado sus recientes apariciónes, donde desde su desafortunado desempeño en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara se evidenció como una persona que a pesar de haber escrito un libro, no pudo ser capaz de citar 3 que marcaran su vocación y por ende sus aspiraciones a ser Presidente, y cuando lo hizo, fué en medio de una confusión de autores y empezó reconociendo que leyó (o más bien hojeó) La Biblia, que por definición sabemos que no es un libro, sino UN CONJUNTO de ellos.

Peña Nieto en la FIL de Guadalajara

Tras este traspié las burlas no se hicieron esperar y dieron origen a otra situación por demás preocupante, y que es que su propia hija compartiera para sus seguidores en Twitter un comentario clasista hecho por su novio donde hiciera célebre la palabra “prole”.

#SoyProle

Posteriormente, y por si no fuera suficiente se evidenció como alguien que no conoce el costo de los productos básicos, y en su defensa remató con la frase “No soy la señora de la casa”, lo que supuso una referencia machista, y una vez más clasista. El último resbalón difundido por las redes sociales se relaciona con una deficiencia en la lectura del idioma Inglés, (particularmente con su pronunciación) y que en resumen a muchos llevó a la conclusión de que en muy pocas semanas se diluyó esa aura de sabiduría, invencibilidad, y hasta cierto mesianismo también del candidato puntero todavía en las preferencias electorales, y en cambio se descubre ante nosotros un Enrique Peña Nieto inseguro ante entrevistas y situaciones en las que no hay atmósferas controladas o a modo, un Peña Nieto que escasamente lee, cuya familia piensa que sus opositores, y la gente que no podemos acceder a su “status quo” somos proles.

Hubo reacciones divididas dentro de los “intelectuales” en torno a esto: Por un lado Carlos Fuentes, uno de los autores a los que Peña Nieto confundió hablaba de su preocupación ante la incapacidad que su escaso acervo cultural nos traerá a todos como consecuencia, es decir, no lo concibe hablando de los temas fundamentales ante líderes mundiales, por otro lado Vargas Llosa también se ha pronunciado de lo desastroso que sería para México el regreso del PRI. Sin embargo también tenemos a sus defensores en los medios, a capa y espada argumentando que no es necesario leer para gobernar, y que el electorado escasamente centrará su atención en todo esto a la hora de votar. Apuestan a la desmemoria, olvidándose o queriendo ignorar el impacto actual de las redes sociales, que los medios tradicionales, aunque quisieran, no pueden controlar al 100%.

Sin embargo, a mí me preocupan otras cosas en torno a Peña Nieto: además de sus citados resbalones, me preocupa el fondo y los personajes que lo rodean, basta ver en los medios su registro como candidato, efectivamente me recordó al viejo PRI, que si bien es cierto vi en sus últimas etapas, me decepciona que se apueste por esa vieja fórmula del acarreo, las matracas, las despensas, los líderes sindicales y obreros “orientando” el voto de los agremiados, el dedazo y tantos etcéteras. Peor aún, lo que más me indigna y preocupa, que quienes lo rodean representan el mismo fondo de corrupción por el que hace casi una década decidimos sacarlos de la Presidencia. Vimos como lo respalda Arturo Montiel, de quien hay sospechas de enriquecimiento ilícito, Humberto Moreira, quien endeudó Coahuila a niveles de escándalo,  Fidel Herrera, ex gobernador de Veracruz con quien dias atrás trascendió en las noticias que Estados Unidos tiene pruebas de sus vínculos con la delincuencia organizada, y al ver que hoy este tipo de personajes impresentables a la sociedad lo saluden y le levanten la mano, me preocupa, pues quizá para el caso de Moreira y Herrera el PRI los premiará con alguna curul en las cámaras por sus “méritos bien merecidos”. Cierto, Peña Nieto no puede controlar cuantas situaciones se presentan en su partido, pero no puedo dejar de pensar que un Candidato no se representa del todo a si mismo al momento de competir, está representando también el sistema de valores, creencias e ideologías del partido que lo impulsa, y del conjunto de ciudadanos que simpatizan con él. Por ende, este PRI sigue siendo la misma presentación abominable que cimentó por generaciones tantos males para México, y al menos yo, no quiero que eso regrese para este país de nueva cuenta.

La pregunta que formulo, estimado lector, es: ¿Tienes esa misma percepción y preocupación?

Como conclusión, los invito, en medio del año que termina, a reflexionar en torno a lo que le queremos dar a México, si lo queremos sacar de la cultura de impunidad y corrupción que por generaciones sembraron en él, o hundirlo en esa misma cultura de manera inevitable, y ahora sí, Para siempre….

El año 2011 sigue “agonizando” al momento de redactar estas líneas, conforme se acercan las festividades navideñas y el ritmo rutinario de nuestras actividades comienza a perder aceleración dándonos el tiempo para reflexionar en torno a cuanto se logró y se quedó pendiente de todo lo que nos propusimos al inicio de este año como muchas personas, entre las que me incluyo, tradicionalmente lo hacemos. No me queda sino agradecerles el detalle de tomarse el tiempo de leer este blog que ha cumplido su primer año de existencia, y que está hecho para motivarnos a actuar, mejorar y dignificar el entorno social y político que constantemente interactúa con nuestra realidad y afecta nuestras vidas. Que pasen una Feliz Navidad. Les seguiré escribiendo, Dios Mediante, el año que entra.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza.

Twitter: @rsolis83





México: Un Santo te Ama.

12 12 2011

Recuerdo con mucho cariño -y nostalgia a la vez- cuando en su última visita a México, tras haber canonizado a Juan Diego, Juan Pablo II nos decía a manera de despedida “Me voy, pero de corazón me quedo”. No pude evitar entristecerme al pensar que sería la última vez que visitaría nuestra nación. Ciertamente lo fué, al menos en vida. Mi pensamiento clamaba al unísono y a la distancia junto a aquella multitud reunida en la Plaza de San Pedro la petición unánime de SANTO YA el día de sus exequias.

Beato Juan Pablo II

Y este año 2011 ha sido imborrable para mi, pues para dicha de todos, el Papa Benedicto XVI lo beatificó con toda justicia, y el tiempo para tenerlo en los altares se ha reducido considerablemente. Y esa tristeza que mencioné líneas antes quedó atrás cuando supe que el mismísimo Juan Pablo II, el atleta de Dios, Karol el Grande, El Huracán Wojtyla, El Peregrino de la Paz, Mi Héroe, regresaba a México, ya libre de los sufrimientos que padeció en sus últimos años de pontificado, pero sobre todo, regresa siendo cada vez más Santo.

Es incalculable la inyección de Fe que trajo al corazón de quienes acudieron al encuentro del ahora Beato, del Santo de nuestros días que con su ejemplo y testimonio de vida nos hizo ver que la Santidad es posible, que nos imploraba perder el miedo a abrirle las puertas de nuestro corazón al Amor de Cristo, y cuyo mensaje se ve ratificado hoy en la petición de nuestro Papa Benedicto XVI, quien en la JMJ de Madrid nos pidió no avergonzarnos de Dios, edificarnos en EL y permanecer firmes en nuestra Fe. Sí, la radicalidad Cristiana que necesitamos para afrontar toda esta ola de secularización y las tentaciones mundanas del relativismo y el individualismo que afectan y dicho sea de paso, vacían nuestras vidas.

¿Qué nos queda tras este reencuentro con Juan Pablo II y tras esta invitación que nos hace Benedicto XVI? Uno hablándonos de la Santidad Posible, de acercamiento a Dios, y Otro de edificarse en El y actuar para ser un factor positivo de cambio en este mundo. El compromiso para México queda fuera de toda duda, la visita de sus reliquias son un recordatorio de tantas cosas que nos pidió, como permanecer siempre fieles, no vulnerar la vida en el seno materno, respetar la dignidad de nuestros hermanos indígenas… tantas cosas, tanto por hacer. Es tiempo de poner manos (y almas) a la obra.

Te invito, estimado lector a reflexionar en torno al legado que te dejó Juan Pablo II y qué haras para ser, como él, un hombre Santo y Justo. Te comparto testimonios de algunas personas que amablemente me compartieron la huella que les dejó el Papa que se sentía Mexicano, el Santo que sigue Amando sin cesar a nuestro México:

Fer. Ingeniero en Sistemas.

“Lo vi varias veces y con distintas emociones en cada edad.

La primera vez que lo vi fue en la visita a México en el 1979 tenía 5 años y solo puedo decir que lo recuerdo, recuerdo la emoción que causaba su venida en mi familia y recuerdo muy pocas cosas de cuando tenía esa edad, por lo que creo que esta fue algo que me impresionó bastante.

La segunda vez que lo vi fue en San Juan de los Lagos en 1990, ya estaba yo en Prepa, (16 años) nos reunimos miles de jóvenes. Llevaba ya como 5 años de ir de misiones (empezabamos en secundaria) y fue una emoción muy grande la de conocer al representante de Cristo entre nosotros, recuerdo como al llegar al lugar de la misa nos toco lejos muy lejos del altar y como 4 amigos hicimos lo imposible, burlamos la seguridad, brincamos rejas, nos arrastramos por llegar a él, tan solo para verlo más de cerca…

La tercera vez en el Estadio Azteca… 1999, 25 años. Esta vez fui uno de los afortunados que obtuve una invitación para ir al Estadio Azteca, la verdad antes de recibirla me hubiera dado igual ir o no ir, llegamos a nuestro lugar como a las 9:00 de la mañana y teníamos que esperar todo el día porque él haría su aparición hasta las 6 de la tarde mas o menos… La madurez de esa edad me dio la capacidad de reconocer en el Papa muchas cosas que antes no había notado, ahí fue realmente en donde conocí a Juan Pablo II “El Grande”. Lo subieron en un templete al centro del Estadio que estaba a reventar, no solo en las tribunas sino que no cabía nadie mas en la cancha… todos ahí gritándole, echándole porras, etc y él ahí sentado siendo ya un anciano, encendía la fe en nuestros corazones la llama de la fe tan solo con amor, no dijo un discurso como político, ni hizo promesas de campaña pero nos ganó a todos con su humildad y cariño. Su última parte del discurso se dirigió a los jóvenes, (no lo recuerdo, lo estoy consultando en internet) pero el cierre fue muy emotivo cuando dijo: “Contagien la fe y los ideales de vida a todas las gentes del Continente, no con confrontaciones inútiles, sino con el testimonio de la propia vida”, dijo el Papa en la exhortación final; “revelen a sus hermanos el rostro divino y humano de Jesucristo, Alfa y Omega, Principio y Fin, el Primero y el Último de toda la creación y de toda la historia, también de la que Ustedes están escribiendo con sus vidas”

Tenía yo 25 años, estaba fuera de la Universidad desde hacían 3 años, tenía un muy buen trabajo, con coche de la empresa y un salario de alto directivo.

Entre las cosas que pasaron en esos años esta fue una de las que sin duda me hicieron pensar que todo aquello que yo había recibido de Dios, mi familia, bienestar, educación, etc. estaba comprometido a compartirlo con alguien que lo necesitara.

Como si Dios escuchara todo esto, me puso en el camino la oportunidad de vivir en Roma (2002-2003), en este periodo vi muchísimas veces a Juan Pablo II, todos los domingos iba a rezar el Angelus a la Plaza de San Pedro a verlo asomarse del balcón, estuve en algunas audiencias, la mas importante cuando se cumplieron 300 años de la presencia de La Salle en Roma, estaba sentado en Primera Fila. En la misa de Navidad también en Primera Fila con mi gran bandera de México, fui a verlo a Asís cuando se reunió con los jefes de las principales religiones del mundo para hablar de la Paz despues de lo del 11/09, fue ahí en Asis donde estuve más cerca tuve que agarrarme del mismo Papamovil para que no me atropellara, me volteo a ver y agitamos las manos como diciendo Adiós. Ahí sabía que él era mi amigo, alguien que me había acompañado en mi vida y me había enseñado que las buenas personas son capaces de transformar el mundo que las rodea, que hay que ser siempre fieles, y que si lo eres en lo poco Dios te dará siempre más.

De ahí en adelante fue para mi, siempre, un gran amigo, mi hermano del alma como dice la canción. Todavía tuve varios encuentros con él, fui a verlo a castelgandolfo, otra vez en primerísima fila, el día que dejé Roma fui a rezar el Ángelus por última vez con él.

Valentina, mi primera hija nació el 8 de enero del 2005y Juan Pablo II murió el 2 de Abril, sentí una pena muy grande un gran vacío había quedado, pensé en mi hija a la cuál le tocaría un mundo sin Juan Pablo II, que pena. Pero también entendí que su gran legado era precisamente el dejarnos sus ganas de vivir, de hacer las cosas, de cambiar el mundo con amor y con nuestra actitud, y que él realmente no se iría de entre nosotros mientras mantuviéramos nuestra lucha sin rendirnos nunca.”

Paulina. Lic. en Desarrollo del capital Humano

” lo vi en el 2002 en la JMJ de Canada, para mi represento un figura muy importante en mi desarrollo como ser humano, cuando lo vi senti mucha paz en mi corazon y muchas ganas de llorar, es simplemente una presencia espiritual que no puedes expresar ni describir pero ha sido uno de los mejores momentos por los que he pasado, su legado es de ejemplo de vida, compromiso y lo mas importante tener presente la Santidad de la cual siempre nos hablaba e impulsaba para edificarla dia a dia con nuestras pequeñas acciones, tambien algo que me marco fue el mensaje que nos dio a los jovenes en esta jornada “ser sal de la tierra y luz del mundo” y muy especial cuando en español nos dijo “jovenes vosotros sois la esperanza de America” el confiaba en que nosotros los Mexicanos no lo defraudaremos y con ayuda de nuestra Madre Maria lograremos todo lo que nos propongamos…”

Paola. Ingeniero Arquitecto

“Recuerdo en 1990 JPII fue a Veracruz y fuimos toda la familia nos quedamos en el hotel Emporio y la vista daba a donde estuvo JPII asi que estuvo super bien por que desde la ventana lo vimos!! Y en otra ocasion fuimos a verlo en el azteca se cantaba la cancion de amigo.. La que va: tu eres mi hermano del alma realmente mi amigo… Esa mera jeje y las porras se oian Juan Pablo hermano ya eres Mexicano y JPII al escuchar esto repitio la porra y dijo que si ya era Mexicano que su corazon le pertenecia a Mexico fue un momento grandioso recuerdo que se me puso la piel de gallina y se me salieron las lagrimas de la emocion volte a ver a mi familia y todos estabamos inundados de emocion y lagrimas al salir y platicar de esto todos deciamos lo mismo parecia que JPII nos hablara a cada uno en particular, recuerdo que le decia a mi mama que JPII me hablaba y me veia a los ojos y ella decia lo mismo.”

Alejandra. Cirujano Dentista.

“De Juan Pablo II recuerdo su don de hacer sentir amadas a las personas, fué un Papa cercano a cada uno de nosotros, una persona muy noble y a quien me he encomendado en situaciones complicadas por las que he atravesado, y siento que él siempre ha estado ahí para ayudarme. Cuando estuve ante sus reliquias, recuerdo que sentía una emoción indescriptible conforme me iba acercando, apenas podia dar cada uno de mis pasos, y me emocionó hasta las lágrimas cuando lo toqué. Sin duda es un hombre Santo que nos dió un maravilloso ejemplo de vida Cristiana.

Ing. Juan Ricardo Solís Mendoza

Twitter: @rsolis83

Email: jonrichie_83@hotmail.com





AMLO rumbo al 2012: Película que ya vi.

18 11 2011

Esta semana que inició ha estado llena de noticias (buenas para algunos, malas para otros) que inciden en el curso de la vida política nacional rumbo a la esperada transición hacia el 2012. Primero, la elección en Michoacán que tiene ahora como virtual ganador a Fausto Vallejo del PRI-Verde seguido de cerca por Luisa María Calderón (“Cocoa”) del PAN-Nueva Alianza, y que inminentemente es un duro golpe al PRD al quedar relegado a ser la tercera fuerza política en un Estado que era de sus bastiones más fuertes.

Fué la última elección estatal previa al proceso electoral del año que viene para elegir al Presidente de la República, y a los representantes en el Congreso de la Unión. Se le dieron muchas lecturas a la elección Michoacana, y una de ellas fué la evidencia de la decadencia actual en la izquierda mexicana, combinado con el desgaste del partido en el poder que antoja dificil que pueda retener la Presidencia un sexenio más, y como cereza -macabra para muchos- de este complejo pastel, el posible y muy latente retorno del PRI a los Pinos.

En otro frente totalmente distinto los partidos denominados “de las izquierdas” decidieron que Andrés Manuel López Obrador es un candidato más idóneo para representarlos que Marcelo Ebrard, movimiento que muchos dicen también beneficia indirectamente a los Priistas. Me llamó la atención poderosamente la “grandeza de miras” de Ebrard, quien dijo no querer ser factor para que el movimiento de izquierda llegue fragmentado y por ende, enfilado a un fracaso seguro. Por tanto Ebrard pareció resignarse a terminar su mandato como jefe de gobierno capitalino, ante lo cual, obviamente, López Obrador se desgastó en halagos para éste una vez confirmada su superioridad en las encuestas a las que se remitieron y ya sin un obstáculo para que busque por segunda vez, la silla presidencial “espuria” -porque recordemos que ya fué “presidente legítimo”.

Ante todo esto fué dificil evitar preguntarme: ¿Vale la pena re-editar el episodio que López Obrador ya recorrió hace 5 años? ¿Esa será la gran apuesta de la izquierda mexicana? ¿Estarán resignados a una derrota, y lo único que les interesa rescatar es el registro electoral y absorber un descalabro menor en comparación con el que tendrían al ir separados Ebrard y AMLO?

Con esta decisión que ha tomado la izquierda a mi en lo personal me hace descartarlos como opción para votar a su favor, porque si bien es cierto que las circunstancias son diferentes a las de la transición hacia 2006, Andres Manuel pretende -para mi inútilmente- convencernos que no es el mismo radical de antaño, ni el mismo generador de polarizaciones y división que ya vimos y conocemos. No señores, él no ha cambiado, se rodea de las mismas personas que se quedaron con las ganas de llegar a “la grande” hace 5 años, se quedaron con el hambre de poder.

Con él sigue gente como Bejarano, Dolores Padierna, Martí Batres, y los grupos de choque que profanaron la Catedral Metropolitana, que tomaron las calles al desconocer los resultados de esa elección y que terminaron mandando al diablo a las instituciones. Es, es síntesis, un cartucho quemado al que la izquierda le buscará sacar provecho una vez más.

Andres Manuel López Obrador sigue siendo un político que por satisfacer sus ambiciones y aspiraciones personales, es capaz de valerse de todos los medios y escudarse en los eslogans que, a simple vista son inofensivos y hasta creativos, pero que en el fondo y en la realidad tienen poco o nada que ver con la visión de aquellos a quienes les dirige dichos eslogans, y para muestra, basta ver lo que encierra su ya de moda “República Amorosa” que no es sino otro vulgar y barato intento de valerse de capital político y social a costa de los valores y la Fe de un país al que ante tanto cinismo e irresponsabilidad de su clase política, es lo único que parece quedar en sus manos, y que también, algunos políticos intentarán arrebatar o aprovechar para su beneficio.

Queda como responsabilidad para los ciudadanos hacerle ver no sólo a López Obrador, sino a los diferentes aspirantes a la Presidencia, que nosotros somos distintos a aquellos ciudadanos de hace 5 años, algunos votarán por primera vez, pero muchos de nosotros ya hemos vivido procesos electorales previos en carne propia. Debemos hacerles saber que las formas y discursos tradicionales que eran efectivas ya no necesariamente lo serán esta vez. Los ciudadanos queremos contenido en las propuestas y en los temas que más nos interesan, no debemos dejar ir otra oportunidad como esta. Tenemos su atención e interés en nuestro voto, aprovechemos esa situación, TENGAMOS MEMORIA Y HAGAMONOS ESCUCHAR.

Juan Ricardo Solís Mendoza

Twitter: @rsolis83